martes, 20 de noviembre de 2007

Fijese bien: no es solo una chupona.




1. 11 de julio de 1994. La actriz porno Savannah, en aquel momento una de las grandes caras de la industria (y el cotilleo gracias a su afanada labor de grouppie que la llevo a encamarse con unos cuantos rockeros), decidia volarse la cabeza de un disparo. Y todo por mala suerte, como siempre, que la pobre se pego una hostia por conducir puestisima hasta el culo de sustancias malas y al mirarse en el espejo penso que la marca del suceso sobre su rostro seria determinante en su carrera posterior (que no la contratarian por marcada, vaya). Lo de que se disparara en un mal sitio tambien fue mala suerte (recuerden: si apuntan a la mandibula es probable que terminen abriendose un conducto nuevo pero que este no les provoque la muerte, a menos que se desangren, como fue su caso), pero no era esta la cuestion. Savannah anticipo lo que seria la estetica de un nuevo modelo de pornostars que serian marca de fabrica parapetadas bajo la proteccion de la productora Vivid. O sea, rubias clonicas y pechugonas que hacian su agosto en un porno convencional que todavia se comia las restricciones morales que sobrevivian a los 80.


2. Por aquel entonces Kim McKamy se convertia en una extraña protagonista de mundillo. Extraña por poseer una estetica que nada tenia que ver con aquello que se promovia para contentar a rednecks y paletos del mundo que se contentaban con ver en pantalla a un ser todavia mas de ficcion. O sea, me refiero a la de la foto, si, que basicamente respondia al nombre de guerra de Ashlyn Gere. Gere sobrevivio unos cuantos años atesorando una especie de titulo nobiliario en el sector. Bajita, de pelo castaño, con el mejor par de piernas a ese lado del rio Miño, y capaz de ir realizando progresivos crescendos en esas tecnicas sexuales que la administracion Reagan habia metido mano con tanto empeño, hasta pasaba por dejar buena impresion entre los chicos de la prensa, que la veian como una especie de ente culturalmente avanzado para lo que solia ser el plantel de actrices, y nunca abandono su empeño de colarse en producciones mainstream, aunque finalmente un episodio de Expediente X (en el que moria asesinada por un cajero automatico, si no recuerdo mal) seria casi su mayor logro.


3. Antes de comprobar los efectos de un disparo en la boca, Savannah presto su presencia en la saga On Trial. Concretamente 3 años antes de diñarla se ponia en marcha esta serie de 4 peliculas en las que se simulaba un juicio a una estrella del gremio (la propia Savannah), que en realidad servia de parabola para escenificar la persecucion que la industria triple X estaba viviendo por parte de las autoridades de la epoca, un poco recuperando aquellos inicios setenteros en los que, antes de degenerar en maquina de hacer dinero, lo de despelotarse y fornicar como leones servia para posicionarse con un cierto postureo reivindicativo de cara a la moralidad imperante. On Trial, producida por la Vivid, giraba en torno al derecho de las rubias neumaticas para ganarse las habichuelas a golpe de coño frente a una camara. No era exactamente lo mismo, pero algo es algo.


4. Ya convertida en estrella, Ashlyn Gere promovia sus propias peliculas para rentabilizar los sudores. Probablemente consciente de que su fisico la apartaria del estrellato masivo al que solo parecian aspirar las barbies, recupero en las stars usacas la sana costumbre de ir elevando el tono sexual de sus peliculas (segun llego a decir en alguna entrevista, con Rocco se lo pasaba muy bien, a pesar del tamaño y de lo animaliño que es el tio). Realities y Realities 2 suponen una entrega a sus fanes con dos entregas que ya directamente prescinden de cualquier excusa argumentar para elevar el valor de la imagen, y mas concretamente para potenciarla como absoluta protagonista en un desfile de secuencias XXX ramplonas, pero atrevidas para la epoca. Precisamente la segunda entrega incluye un preambulo en el que, sobre una bandera usaca suavemente mecida por el viento, se va anunciando a los espectadores de lo malo que puede resultar para la salud democratica el que se aprueben en el congreso determinadas medidas que puedan prohibir, por inmoral, buena parte de lo relacionado con la industria del sexo.


5. Finalmente relegada por la aparicion de nuevas y jovenes estrellas, Ashlyn Gere abre su propia web para rentabilizar el negocio de la memoria. Ultraoperada y con tetas de ciencia ficcion, ofrece fotos suyas en lenceria (y sin ella) que se saca en el salon de su casa. Pone a la venta ropa interior, y por una modica suscripcion promete a los amantes del pasado extender su recuerdo en el tiempo. Tras el 11-S casca una bandera de barras y estrellas y "Dios bendiga a America". Escribe una especie de manifiesto ensalzando los valores democraticos de su pais que se tira una temporadita en la portada. Un buen dia anuncia que se cambia de casa y que estara una semana sin actualizar. Pasan dos o tres años, y sigue de mudanza.


Epilogo. El mayor logro de 24 es conseguir que el republicanismo la abrace y ensalce al tiempo que sus giros argumentales y la creacion de conspiraciones ponen el acento, precisamente, sobre los conservadores. Por desgracia parece que no se puede ser tan sutil en esta vida.

Holy Fuck Ep - 01 - Lovely Allen

No hay comentarios:

Publicar un comentario