domingo, 2 de marzo de 2008

Seguro que Bardem no pensaba en ti, corazon.

Takeshi Kitano es el tio ese que siempre dirige peliculas con tipos bien vestidos pegandose tiros. O el tio que se marca planos de estatismo pasmoso que sacan de quicio al personal. Incluso es el tio que introduce (literales) golpes de humor que ofuscan a aquellas personas humanas que no desean ver un espectaculo chabacano cuando lo que pretenden es disfrutar de un espectaculo metafisico. Y como es todo eso y mas, coge y hace Takeshis', una peli que tarda casi 3 años en llegar a la Grande y Libre (aqui se estreno en salas a finales de 2007, creo recordar), y que generalmente se ha puesto a caldo..., por ser todo eso junto, y mas.

Les diria de que va, pero en realidad es complejo..., porque eso no importa una mierda. Es decir, Takeshis' es un ejercicio egolatra en el que se construye (de manera mas o menos literal) una pelicula a partir de retazos reinventados de otras peliculas, partiendo siempre de la presencia de una primera persona bicefala que no es otra que la de su propio director. Si le echan valor y se plantan a verla, descubriran que aqui se cuenta como Beat Takeshi es un crack mediatico que cuentan con un reverso, Takeshi, que malvive currando en un supermercado al tiempo que la va cagando en sus ilusiones de conseguir algun papelito en castings en los que ni siquiera le dan turno de palabra. Y, por supuesto, no se enteraran de nada, porque esta es una pelicula que funciona unica y exclusivamente partiendo de una base digamos que historica: Kitano recoge retazos de su filmografia y los escupe en una estructura caotica que, segun el, responde a sueños a los que no intento otorgar la menor logica. O sea, un cristo monumental en el que si se dan las caracteristicas habituales de su cine, solo que todas juntas y mezcladas, asi como por joder bien jodido al personal.

Mas alla de esto, Takeshis' es un grandisimo compendio humoristico en el que el autor se desdibuja como Autor, aplicando una logica quizas mas concreta que la que el mismo ha pretendido hacer trascender. Porque, si, en general es, como el dice, una pelicula arreal, pero al mismo tiempo se le escapa el hecho de que lo parodico es siempre un motor incorruptible para hablar de la realidad, y en Takeshis' no hay nada que diste tanto de la lectura de la actualidad que se puede encontrar en viejos ejemplares de La Codorniz, la MAD o el mismisimo Jueves. Porque es grueso, todo esto es muy grueso, no se vayan a pensar. Cuando un personaje se rie del Takeshi que intenta conseguir un papelito de mala muerte en una pelicula, se esta soltando sal gruesa respecto a la supervivencia de las ilusiones en un mercado corrompido por el cliche, y si a esto añadimos que ese cliche lleva la marca "Kitano" tenemos algo que directamente se instala en la autoparodia. Y asi es como se construye esta pelicula en la que se mezclan elementos tan diversos y dispersos como las alucinaciones de El Verano de Kikujiro, esos mafiosos occidentales ajaponesados de Brother, el pasaje playero de Sonatine, o directamente el pasado televisivo del director al frente de Humor Amarillo, sumando a esto los rasgos de estilo particulares como pueden serlo directamente los tiroteos, los encuadres fotograficos o el simple estiramiento del tiempo, siempre apoyandose en el transito de fieles arquetipos que puedan reflejar el caracter ambulante del comico farandulero.

En cualquier caso, hay algo que mola mucho en esta especie de autoflagelacion que se ha marcado el colega. Bueno, un par de cosas. Por un lado, esa apropiacion de cierto leguaje lynchiano. Porque en Takeshis' hay mucho, pero que mucho de Lynch, e incluso una referencia directisima al Club Silencio de Mulholland Drive que, desde su particular perspectiva, recibe el merecido castigo por su hermetismo con rafagas cruzadas. Por otro lado, esos dos planos situados al principio y al final de la pelicula, con un Takeshi enfrentando la mirada a un soldado norteamericano que revista un cuartel tras un ataque aliado en plena Segunda Guerra Mundial. Algo que debe de ser sutil, porque en un vistacito aleatorio parece haber pasado desapercibido, lo mismo que no se hace referencia al momento en que el personaje del actor patetico abandona los palillos por un tenedor. Takeshis' pasa entonces a un estado que va mas alla de lo autorreferencial para convertirse en una especie de sollozo agridulce en el que la primera condena no es el mismo Kitano, sino la perdida de una identidad en lo global que en ultima instancia se asienta en lo particular. O dicho de otro modo, la mejor pelicula Nacionalista de la Historia reciente.


No viene a cuento, pero mola:

No hay comentarios:

Publicar un comentario