miércoles, 18 de marzo de 2009

Señores curas:

Vale que sean unos condenados hijos de satanas, vale que necesiten decantarse por diseños de todo a 100 equiparables al valor de su moralidad, pero al menos sepan disponer los elementos en esa mierda de cartel.

Bueno, que lo mismo pensaban en que el mensaje llegara a oriente, entonces no pasaria nada.

Y el Teleoperador nos ofrece las nuevas posibilidades del engendro, por cierto.

1 comentario:

  1. También podían haber elegido a otro bebe más mono porque este tiene un cara de cabrón que dan ganas de abortarlo en la semana treinta y seis

    ResponderEliminar