miércoles, 24 de febrero de 2010

Lo popular se va a acabar

Uno siente escalofrios cada vez que en medios de comunicacion se anuncia el apartado "deportes" y se pasa inmediatamente a hablar de futbol. Primero porque la cosa del deporte tenga que ser un epigrafe mas en el listado de noticias, segundo por el hecho de que se condense su heterodoxia en un unico concepto. Hablo, claro, del caso español, pues desconozco el tratamiento diario del tema en medios extranjeros, aunque probablemente no haya muchas diferencias en buena parte del mundo mas alla de que sea otra la especialidad de seguimiento masivo. El hecho de que el grueso de la poblacion acepte de buen agrado este reduccionismo cuando la capacidad de acceder a una comunicacion mas plural esta ahi es algo que asusta, sobre todo porque pueden cambiar el termino "deportes" por cosas tan peregrinas como "eurovision".

El caso John Cobra tiene un antecedente en su, ehm, analisis, y es el del Chiki-Chiki. TVE introdujo lo popular como una manera de justificar las posibilidades que todo el mundo conoce de internet pero que nadie parece saber aceptar. Hace dos años enviamos a Rodolfo como representante porque hizo gracia, pero hubo gente que no se echo ni una misera risa. Que alguien se tome tan en serio una patochada como Eurovision es, por cierto, preocupante, pero sobre todo llamo la atencion que desde determinadas palestras publicas se llamara la atencion respecto a lo estupidos que podian llegar a ser los espectadores por poner en peligro la integridad culturar patria. Y esto no es un chiste, se dijo, se publico y algunos se quedaron tan anchos. Otros, aunque no votaramos, simplemente nos alegramos de que nos pusieramos al nivel de Austria cuando en 2003 enviaron a Alf Poier:



En serio, abandone gracias al Chiki-Chiki de que se prohibiera la tonteria esta. No era especialmente fan del invento, pero no dejaba de parecerme un logro que al fin alguien dejara de tomarse tan en serio esta patochada como para ironizar entre tanto adefesio melodico y las clasicas piezas de pop de terraza playera. Y, sobre todo, me gustaba la idea de que la eleccion respondiera a una votacion popular que parecia indicar el deseo de la audiencia de dejar de tomarse todo esto tan en serio.

Y llego John Cobra. John Cobra, ese hombre que hace dos años se hizo famoso por sus broncas con El Batu. El Sr Ausente lo recogio brevemente en esta entrada, asi que pueden ponerse la dia si es que tampoco estan al tanto.

John Cobra es, damas y caballeros, La Crisis. John Cobra no es la representacion del proletariado que hace 20 años podria haber reflejado a la poblacion española, no. Cobra es un arquetipo infraurbano que bien podria haber salido de las calles preapocalipticas de una urbanizacion paralizada en plena construccion en la que solo existe un gimnasio y una tienda de chucherias, y en ese sentido es infinitamente mas real que el vencedor, ese Daniel Diges que solo con sus rizos ya parece estar provocando los preceptos basicos de la autenticidad. Un hombre que, por supuesto, no representa a una mayoria.

El caso de John Cobra ya ha llegado al Parlamento. El presidente de RTVE ha tenido que pedir disculpas por su comportamiento, y en general parece que se mantiene una cierta sensacion de vergüenza por lo sucedido. Lo primero que se cuestiona es hasta que punto puede el publico participar en la eleccion, pues Cobra, como Chikilicuatre, salio de una respuesta popular. Lo segundo que se ha puesto encima de la mesa es la falta de seriedad con la que se toma esto el personal cuando, ehm, esta en juego la imagen del pais. Y tercero, simplemente se ha tomado la figura de John Cobra como el ejemplo vivo de lo que no se puede ser en esta vida.

Como les decia, si, Cobra es un cafre, pero ni el mismo lo niega. En plena bronca lo avisaba, que si le seguian provocando el responderia de la misma manera. Porque esto es lo que parece no haber llegado a los medios ni al parlamento: que cojones pintaba el publico poniendo a caldo al hombre este? Este año no existia el "riesgo" de hace dos, aun tenia que pronunciarse un "comite de expertos" que, obviamente, iba a tumbar el rap de Cobra, asi que estaria bien saber donde estaba el problema en dejar que el tipo hiciera su show, se llevara el no y retornara a su casa? Porque en algun lado debia de existir ese problema cuando por parte de TVE se permite que en una actuacion los presentes carguen contra el, ehm, artista desde el momento en que pisa el escenario.

En el fondo este es el tipico caso en que la sociedad necesita encontrar algo lo mas peor para sentirse lo mas mejor. En este falso dialogo solo uno quedo como el culo porque no se ofrecio contaplano, aunque se intuyera sin problemas: el que se calzo los huevos fue Cobra, el que mento las mamadas fue Cobra, y el que lo hizo todo fue Cobra. Al fin y al cabo, respondio como cualquiera lo hubiera hecho si previmente se le ofrecen los estimulos necesarios. El grueso de la poblacion mundial habra pasado por esos estadios, solo que sin camaras delante que luego sirvan para reprocharles esos rasgos animales tan hermosos. El problema de Cobra es que el si tenia los objetivos enfocandole, y, ya digo, que no se dio la posibilidad de saber si lo suyo era una reaccion espontanea o si estaba motivada por algo, cosa que me preocupa bastante mas por parte de TVE que el hecho de que este hombre participara. Por desgracia no he visto esta ultima preocupacion en ningun otro medio de comunicacion: el Mal es Internet, el Mal
es que la gente elija, porque la gente no es seria. Esta actitud termina de dibujar el panorama: masivamente los medios habrian actuado como lo hizo TVE, exponiendo a Cobra como lo que NO se debe ser en esta vida, y todo a pesar de que Cobra sea mucho mas representativo de la sociedad en general que Daniel Diges o cualquier triunfito, entes prefabricados que no vencen por caos, sino por asepsia.

Si por casualidad no vieron la historia completa, pueden descargarla aqui (paso de poner tubos, TVE ya ha borrado unos cuantos). Esta entero, desde que lo presentan hasta que Uribarri decide comportarse como un gilipollas supino para sentirse salvador de la Moral y esas cosas.

5 comentarios:

  1. Interesante reflexión a la que no le falta su parte de razón, cierto es. El caso es que el Chiquilicuatre a mí en su día me hizo gracia, me pareció una iniciativa bastante ácida para quitarle hierro a un festival totalmente anacrónico y rancio. Pero es que llegado este punto en el que ya parece que ni los que participan se lo toman ya en serio, no sería más lógico pasar de eurovisión en sí a seguir creando circos de este tipo, tanto por parte de anergúmenos, como aspirantes a estrellas de pacotilla?

    Lo diré una y mil veces, lo mejor de la gala Anne igartiburu templándole los ánimos a John Cobra...impagable ese momento, impagable!

    ResponderEliminar
  2. Que horror, que chabacano el Cobra, parece que fuera un expresidente del Gobierno o una presidenta de Comunidad Autónoma española

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con lo de inmensas, gran descripción. Un besoteeeee.

    ResponderEliminar
  4. jajaja,
    qué bueno.
    Totalmente deacuerdo (aunque un pelin largo el texto) :)

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  5. Perdona, pero creo que acabas de dejar un comentario en mi blog y ha desaparecido misteriosamente O_o Lo digo por que si ves que no está publicado no es por que lo haya eliminado a propósito. Qué cosas más raras me pasan últimamente.

    Un saludo y gracias por pasarte.

    ResponderEliminar