lunes, 28 de julio de 2014

La niña de Gaza (que no era tal) y la escoria

Uludağ es un emplazamiento muy guay de Turquía en el que, segun la wikipedia, vais a encontrar un sitio de puta madre para deportes de invierno o acampadas en verano. Un must para viajeros deportistas, vaya, y probablemente con una amplia gama de servicios para todo cuanto guiri decida ir a dejarse los dineros.

Pero algo debio de suceder en 2007, que el fotografo Fatih Ozenbas saco esta foto:

A lo mejor a estas alturas le suene a mucha gente, aunque con un matiz: para la mayor parte del mundo es la niña de Gaza que sufre el horror de los ataques israelies.

A estas alturas localizar el origen de la foto me ha costado bastante, ya que la marea internetera se ha emperrado en que esto tiene que ser la imagen del problema humanitario que le sale de las narices. El propio fotografo puso un tuit el dia 24 que, cuando yo lo he localizado hace un rato, solo tenia tres favs y ni un puñetero retuit (tambien es verdad que podia haberlo puesto en ingles, y no en turco):

Por supuesto, uno no puede dudar de que mayormente el hecho de que la foto haya sido masivamente compartida atribuyendo el origen a la masacre de Gaza responde a los buenos sentimientos, pero lo unico cierto es que resulta bastante penoso que a estas alturas se siga prescindiendo del rigor que proporciona una simple busqueda para no seguir contaminando el panorama informativo (porque internet en general es informacion).

Luego, en otra escala, ya estan seres penosos, escoria como Javier Alexander, activista con miles de followers que no solo la comparte (eh, podria ser de buena fe, repito), sino que le casca a la imagen, pixelada y deteriorada de tantas veces que se ha recomprimido (lo cual, damas y caballeros, ya indica que NO ES LA ORIGINAL) su propia "marca de agua" (por decir algo).

Y ahora imaginemonos, años despues de haber sido tomada la foto original, que esta cria haya sobrevivido, que por un casual tiene acceso a internet, y que empieza a verse utilizada como imagen simbolica de una catastrofe humanitaria que nada tiene que ver con ella, y esto en un contexto en el que ni yo, ni el grueso de los mortales, tenemos ni la menor idea de que coño paso en Uludağ en 2007.

1 comentario: